Payoneer
5 excusas del procrastinador

Las 5 excusas del procrastinador y qué hacer al respecto

Cada vez que postergas algo, estás teniendo un diálogo contigo mismo donde magistralmente racionalizas por qué está bien NO HACER las cosas. Pero también es cierto que muchas veces dejamos de realizar alguna tarea o actividad por razones válidas, así que ¿Cómo saber si estamos procastinando o no? Para dar respuesta, he compilado las 5 mejores excusas que más nos gusta decirnos a nosotros mismo (y lo que puedes hacer al respecto). Estas son: las 5 excusas del procrastinador.

1. “Lo haré mañana”

Ésta es probablemente la que te dices todo el tiempo: “Lo haré mañana”. Hoy dices lo haré mañana. Mañana dirás que lo vas a hacer al siguiente día. Y así sucesivamente hasta que se te acaban los días disponibles para hacerlo.

La primera vez que dices eso te podrías sentir un poco culpable, pero cada vez que lo pospones, esa culpa disminuye hasta el punto en que te conviertes inmune a ella. Una vez que hayas pasado el “momento crítico de procrastinación” inicial, es difícil revertirlo.

2. “Ahora no es el momento adecuado”

Esta excusa es similar a la anterior. Sólo es otra forma de decirlo. ¿Hay algún momento adecuado para hacer algo? En la mayoría de los casos la respuesta es NO, entonces ¿Qué esperas para hacerlo?.

 3. “No estoy de ánimos”

Las personas que la ejercen mayormente son aquellas que tienen horarios flexibles y son sus propios jefes. Piensa en empresarios individuales, autónomos, trabajadores freelance y consultores. Cuando no tienes a nadie que te informe o no hay nadie que te controle el tiempo, es fácil caer en esta excusa.

4. “Necesito más información”

Somos muy buenos creyendo en nuestra propia verborrea y podemos racionalizar cualquier cosa para hacernos sentir bien. Decir algo como “necesito más información” es la excusa del procrastinador que realmente significa  “yo sé que necesito hacer esto pero encontraré alguna excusa para justificar el porqué no lo hago”.

Y esto nos vale para cualquier cosa: hacer una tarea, empezar un proyecto, leer un artículo y preferir no investigar o peor, preferir hacer preguntas que ya están respondidas en otros artículos del mismo blog (esto para mucho por aquí 😉 )

5. “No sé cómo hacerlo”

¿Qué tan malo quieres que sea? Cuando estás motivado para lograr algo, no importa si no sabes cómo hacerlo. Lo solucionarás. Pero si te dices a ti mismo “no sé cómo hacerlo” tú simplemente no lo quieres lo suficiente.

Este es usualmente el caso cuando quedas asignado a algo que no te interesa. Sin embargo, si eres propietario de un negocio, esta excusa nunca debe surgir. Jamás.

¿Así que qué puedes hacer al respecto?

excusas-del-procastinador

La parte más difícil de superar la procrastinación es comenzar la actividad que evitas. Una vez que comienza, la costumbre de posponer las cosas usualmente se esfumará. Sólo que estas excusas están conteniéndote de empezar.

Algunas veces necesitarás aplicar un par de trucos mentales para engañarte a ti mismo. Es por eso que técnicas como “The envision film” (“la visualización de la película”) o “solar flaring” (“la erupción solar”) son tan efectivas, pues combinan todas las estrategias eficaces en una técnica.

The envision film

 Es un simple hábito de visualización que no te será difícil aprender y hacer parte de tu vida. Lo que debes hacer es lo siguiente:

  1. Siéntate en tu escritorio.
  2. Debes saber qué es lo que vas a hacer. Este paso es muy importante.
  3. Antes de comenzar tu tarea, cierra los ojos.
  4. Ahora visualiza cómo vas a terminar esa tarea. Esto no debe tomar más de un minuto más o menos.
  5. Abre los ojos y pónte a trabajar.

La idea básica es que puedas visualizar una película de cómo trabajas y cómo te ves a ti mismo completando esta tarea. También puedes imaginarte en el escenario ideal y cómo será  cuando hayas terminado.

Solar flaring

Esta técnica se basa en un concepto simple: comenzar con una tarea pequeña y fácil de hacer, y aprovechar ese impulso para hacer más tareas.

Lo que estás haciendo es engañarte a ti mismo dentro del “modo trabajo”, por lo que puedes aplicar esta técnica a prácticamente cualquier cosa que estés haciendo.

Por ejemplo: Si quieres redactar un artículo: empieza por crear el documento de Word y guardarlos en la carpeta correcta. ¿Fácil, no? Luego escribe el título del artículo y después escribe el primer párrafo. Así de simple. Cuando lo notes, ya habrás escrito gran parte de tu artículo y querrás terminarlo pronto.

Cuando te atrapes diciendo una de estas excusas, usa una de estas técnicas o incluso mézclalas para mejores resultados.

¿Conoces alguna otra técnica efectiva para combatir la procastinación? Comenta y luego ¡A trabajar! 😀 .

3 comentarios
  1. William
    William Dice:

    Como hacer para no procrastinar con redes sociales? sobre todo con facebook que es lo que mas problemas me trae, es difícil evitar su uso cuando se esta en una pc con internet trabajando casi todo el día, es una herramienta útil para trabajo pero es fácil dejarse arrastrar por tanto contenido inútil, por lo menos yo paso demasiado tiempo al día en eso haciendo cosas no productivas :s

    Responder
    • Karen Quintero
      Karen Quintero Dice:

      Hola, William.

      En mi caso fui muy drástica: cerré mis cuentas personales de Facebook y Twitter cuando entendí que no me dejaban nada bueno. Este artículo me ayudó a tomar esa decisión. Conservo las cuentas que uso para las redes del blog, pero nada qué ver con la pérdida de tiempo viendo actualizaciones que realmente no me interesan.

      Saludos

      Responder
  2. karina
    karina Dice:

    muy bueno lo que planteas, a mi me ha pasado muuucho y de verdad es frustrante porque cuando pasa el tiempo y ves atrás dices: cuánto tiempo valioso de mi vida he perdido y no he hecho las cosas que he anhelado?…

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *